Imagen1.png

El ecosistema GovTech en Argentina


La sociedad del conocimiento nos tiene acostumbrados a los neologismos y a los conceptos o ideas en construcción permanente y dinámica. De hecho, sociedad del conocimiento es uno de los nombres que le damos a la también denominada era digital, sociedad informacional, sociedad en red, revolución tecnológica, dataísmo y otros nombres.

Cada nombre implica una mirada o perspectiva diferente, un autor o disciplina distinta, o a veces una etapa o una parte de esa sociedad del conocimiento.



Por eso se habla también de economía digital, de cultura digital o gobierno digital, o también de gobierno electrónico, ciudades inteligentes, industria 4.0, gobierno abierto, y otros más.


Pero en todas estas denominaciones permanece la idea de profundos cambios culturales, organizacionales, socioeconómicos y políticos, sustentados en la tecnología de la información como posibilitador y precipitador, y en la topología en red como arquitectura o estructura.


Las promesas de eficiencia, innovación creciente, apertura, agregación y descentralización, desintermediación o reintermediación inteligente, transparencia, participación y colaboración son componentes y emergentes de los diversos campos de este proceso de transformación digital.

La idea de GovTech, o mejor dicho de Ecosistema GovTech, participa de esas características evolutivas. Pero intentemos una definición simple y operativa, aunque provisoria.



¿Hay una definición de GovTech?


Se trata del ecosistema integrado por las Administraciones Públicas y diversas áreas y niveles de gobierno, así como de los emprendimientos (start-ups) y de las empresas privadas, pequeñas, medianas y grandes que crean, integran e implementan soluciones de tecnología de la información y comunicaciones en gobierno. Asimismo debe incluir a las organizaciones de la sociedad civil locales, regionales o globales, las entidades académicas y los centros de i+d+I dedicados a investigar y promover el uso estratégico e inteligente de las nuevas tecnologías en el Estado, en el manejo de la cosa pública. En un sentido amplio, las soluciones o aplicaciones destinadas a mejorar la democracia, la representación y la participación política deben integrar este ecosistema tanto como las organizaciones públicas o privadas a tal fin.


Emparentado con el Gobierno Electrónico o Digital y el Gobierno Abierto, el GovTech es parte integrante de la sociedad y de la economía digital.


Algunos autores e instituciones destacan el papel de innovación y de promotor del cambio estructural del ecosistema Govtech y por lo tanto resaltan el rol de los emprendimientos de tipo GovTech. Creemos firmemente que en un proceso de mediano y largo plazo que incluya no sólo la innovación, la disrupción sino también la difusión y adopción extensiva, intensiva y estratégica de las TIC por parte de los gobiernos, se necesita pensar y desarrollar al ecosistema GovTech in toto.


La experiencia del ecosistema FinTech demuestra que los sectores usuarios más reticentes al cambio, rezagados o incluso reactivos a la innovación, y que también las grandes empresas incumbentes de tecnología, terminan a corto plazo no sólo implementando, sino aportando su gran poder de conversión o transformación de su sector.


Un marco teórico apropiado para profundizar este enfoque sobre el ecosistema GovTech puede ser el de Carlota Pérez en su reciente texto Revoluciones tecnológicas y burbujas financieras, y también Creative Destruction de Phillipe Aghion. Una mirada microeconómica puede aportar mucho a la perspectiva institucional, organizacional o sociopolítica para el desarrollo de un ecosistema GovTech creciente y sustentable.



De las necesidades a las oportunidades:


Las Administraciones Públicas y Gobiernos de la región enfrentan desde hace años diversos problemas de los cuales muchos son comunes con el planeta, como el cambio climático y otros, son más endémicos, como la corrupción.


Una lista no exhaustiva de problemas a enfrentar y resolver podría incluir:


  • Migraciones y presiones demográficas.

  • Cambio climático.

  • Polarización o fragmentación política.

  • Necesidad de eficiencia.

  • Demandas de transparencia y participación.

  • Inequidades sociales y distributivas, pobreza e indigencia.

  • Falta de innovación.

  • Crisis de confianza en la democracia, el gobierno y las instituciones.

  • La pandemia.

  • El mismo cambio tecnológico, veloz y disruptivo.


Las tecnologías 4.0 tales como Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial y las Herramientas Analíticas, la Nube y el Edge Computing, la conectividad basada en tecnología 5G, la Realidad Mixta, Blockchain y otras, combinadas, renuevan la promesa de eficiencia y productividad que internet y las nuevas tecnologías han hecho desde hace algunas décadas. Más y mejores datos, almacenamiento inteligente, procesamiento más poderoso y mejor distribución. Si bien ninguna tecnología, per se, logrará la transformación digital, este conjunto de tecnologías parece ser una fórmula promisoria.



 

Por Alejandro Prince, Lucas Lanza, Lucas Jolías y Mauricio Sestopal, miembros de la Comisión Promotora de GovTech Argentina.


Publicado el 17 noviembre de 2021 en la revista digital Neurona BA Transformación Digital